NUESTRA INTENCION

“Apoyar a los agricultores especialmente jóvenes y a sus familias para potenciar sus esfuerzos en revitalizar y conservar su riqueza bio-cultural como los sistemas de alimentación tradicionales, alimentos nativos y su biodiversidad.”

La ruta Puluy Pacha esta diseñada como una ruta para el agro-turismo, en donde los visitantes podrán tener la experiencia de conocer de cerca diferentes aspectos dentro de la comunidad indígena de Quilcas, ubicada a 50 minutos de la ciudad de Huancayo en Perú. Las principales actividades son vivenciales y se desarrollan en torno de su agricultura, En el trayecto de esta ruta los visitantes pueden visitar los diferentes pisos agrícolas de la comunidad y observar su diversidad de cultivos así como experimentar de primera mano los esfuerzos que esta comunidad lleva haciendo para conservar y proteger su diversidad bio-cultural, sus derechos, sus territorios, su cosmovisión, sus practicas agroecológicas entre otras prácticas tradicionales.

La ruta Puluy Pacha es un camino para ayudar y valorar a las comunidades  indígenas entendiendo el importante papel de los guardianes de esta diversidad bio-cultural, la soberanía y la seguridad alimentaria y como este trabajo impacta frente a la crisis del cambio climático y la pérdida de la biodiversidad.

Otro punto muy importante acerca de la Ruta de la Biodiversidad es  potenciar a los agricultores jóvenes, futuros guardianes de sus practicas tradicionales así como de la conservación de la diversidad de semillas nativas y los sistemas alimentarios nativos que aun perduran.

Los principales beneficiados con este proyecto son los agricultores y miembros de la comunidad de Quilcas ya que además de difundir su lucha por la conservación de su diversidad bio-cultural así como su soberanía y seguridad alimentaria, también encuentran una fuente de ingresos extras ofreciéndoles a los visitantes productos artesanales y servicios  que impulsan un comercio sostenible en base de lo que ya tienen (sus cultivos).  Esta es una estrategia que incentiva a comprometer a las generaciones más jóvenes a seguir conservando lo suyo; de lo contrario, muchos agricultores jóvenes o hijos de familias de agricultores estarían abandonando sus tierras y sus formas tradicionales de vivir para migrar a las ciudades y trabajar en industrias o empresas.

Sobre Quilcas

Quilcas es una comunidad agrícola nativa ubicada en los Andes centrales del Perú. Se sabe que tiene la mayor diversidad de semillas nativas en la region en base de papas, maíz, habas, tarwi, olluco, quinoa, oca y muchos otros, ademas de ser considerados como los guardians de la papa nativa. Quilcas es un ejemplo de lo que comúnmente era antes una comunidad indígena en los Andes pero ahora es una comunidad que trata de sobrevivir. Son una población de 4,014 personas que forman aproximadamente 250 familias que se centran en la agricultura de cultivos nativos. La comunidad de Quilcas se encuentra fuera de la ciudad de Huancayo en el departamento de Junín. Esta comunidad de guardianes de semillas nativas comienza a una altitud de 3.200 metros y alcanza los 4.700 metros, cuenta con un total de 7.858 hectáreas y cada familia de agricultores posee de 10 a 25 variedades diferentes por cada cultivo incluyendo a la papa nativa. Quilcas se encamina a ser un “banco de semillas y cultura vivo”. Entre otras actividades económicas complementarias se incluyen la críanza de animales, artes tradicionales, las microempresas asociadas con el ecoturismo, la gastronomía y la producción de productos naturales.

A través de nuestras asociaciones con la comunidad indígena Quilcas y Yanapai -otra organización con sede en Huancayo Perú-, Saphichay ha logrado proporcionar la oportunidad para que esta comunidad pueda prosperar y ser auto sostenible en lugar de sólo sobrevivir.

Toda la Comunidad

No todos los miembros de la comunidad de Quilcas se centran en la agricultura, algunos se centran en el tejido, el trabajo de cerámica, talla de madera, cocina tradicional, etc. Para estos miembros de la comunidad la participación se centra en el uso de sus habilidades particulares y resaltando los atributos que hay para conservar dentro de su comunidad nativa. La celebración y el compartir de este conocimiento es importante en el camino para la supervivencia cultural.

Biodiversidad de cultivos nativos

Quilcas tiene aproximadamente 250 variedades de papas nativas y 200 colores de maíces nativos. La comunidad le ofrece a los visitantes la posibilidad de poder apreciar la hermosa diversidad de semillas y cultivos nativos a través de sus parcelas demostrativas y bancos de semillas que están siendo conservadas dentro de un equilibrio ecológico.